Citation: Anónimo [Ventura Ferrer] (Ed.): "Núm.23", in: El Regañón general, Vol.1\23 (1803), pp. 177-184, edited in: Ertler, Klaus-Dieter / Hobisch, Elisabeth (Ed.): The "Spectators" in the international context. Digital Edition, Graz 2011- . hdl.handle.net/11471/513.20.1469 [last accessed: ].


Level 1►

NÚM.° 23.

Miércoles 17 de Agosto de 1803.

Level 2►

SECRETARÍA.

Level 3► Letter/Letter to the editor► Level 4►

Sigue el Pasagonzalo

El que elige con tino las palabras

Mas adequadas, y distingue en ellas
La substancia y el modo, y convencido
De quan pocas sinónimas se encuentran,
De muchas voces entresaca una,
Y queda mas ufano con aquella,
Aunque no tan sonóra, que con miles
Que halagan al oido y desconciertan
La expresion natural del pensamiento:
De este puede decirse con certeza
Que habla bien, y que tiene buen lenguage,
Correcto y castigado, quanto pueda
Exîgir un sensato: hay cierto modo
Y término en las cosas, y el que queda
Mas acá ó mas allá, no está en el medio
De perfeccion, Horacio nos lo enseña,
Así pues, atender en las palabras
Solo al sonido, y dar la preferencia
A las mas halagüeñas al oido,
Emplear voces que á lo sumo expresan
Débil y floxamente el pensamiento,
Y persuadirse que será eloqüencia
El estilo peynado y empolvado
En que ni hay expresion, ni se halla fuerza,
Órden ni claridad, y en que acabado
De leer un periodo se queda
El lector en ayunas, como estaba,
[178] De las verdades que gustar quisiera,
Castigo, á la verdad, es del lenguage,
Castigo que por suerte muy adversa,
Le ha venido á la lengua castellana
Por rozarse y frisar con la francesa,
Desfigurada está con tal castigo,
Y pierde á cada instante aquella fuerza
Varonil, aquel ayre magestuoso,
La honrosa dignidad y la nobleza
Que en su dorado siglo poseía,
Y si llega á morir, que ya está cerca,
Y tiene mucho andado para ello,
Á fé que en el entierro no se quedan
Sin vela los señores Editores,
Que de justicia deberán tenerla.

Cierto es que se debe con cuidado

Evitar el disgusto y aspereza
De ciertas voces, pero aun esto tiene
Límites fixos, y precisas reglas,
Sin convenir en todas ocasiones,
Por presentarse casos con freqüencia
En que el sonido áspero es, bien léjos
De ser imperfeccion, una belleza:
Tambien suele observarse en producciones
De algunas plumas doctas y maestras,
Un poco de descuido con cuidado,
Cuyo primor ni entienden, ni aun lo sueñan
Los que á fuerza de afeyte pulir quieren
El idioma, para hacer que venga
Á ser afeminado, floxo y débil,
Posponiendo el vigor á la belleza
Frívola y vana que ellos se figuran,
Y que el buen orador huye y detesta.

Sepan estos barberos del lenguage,

Que es preciso, esencial, en la comedia
Usar de este descuido muchas veces,
Porque lo dicta así naturaleza,
Guia y norte seguro del ingenio,
Si, por exemplo, vemos en la escena
Un personage docto, y ya instruido
Del punto que se trata, será fuerza
Que sea irreprehensible su lenguage,
Y en este caso deberá el poeta
[179] Sacar las del costal, como decimos,
Que si el sugeto tiene inteligencia,
Y bien sabido el punto, ni le falta
Método en su discurso, ni materia,
Es decir, voces, como enseña Horacio,
Pero si, aun á este mismo, le ocurriera
El hablar de repente, no podria
Decir con tanto tino, ni debiera,
Á ménos que el poeta fuese un tonto,
Hablar con oracion copiosa, amena,
Dulce, instructiva y sólida; bastára
Mostrar en su discurso la prudencia,
Y que deliberando con sosiego
Diese salida natural y buena
Á la dificultad, y asi conforme
Las personas que hablan son discretas
Ó ignorantes, y tantas circunstancias,
Que no quiero exponer, debe el poeta
Ir puliendo el lenguage mas ó ménos,
Y muchas veces debe hacer que sea
Tosco, desaliñado y aun grosero.

Ademas no es extraño que pudieran

Tropezar en alguno de los muchos
Absurdos que el descuido de la prensa
Introduxo en el texto del Chismoso,
Pues impresion mas mala, mas perversa
No se ha hecho en un siglo, al fin estaba
Ausente de su padre, y en agenas
Y descuidadas manos; pero vamos
Á hablar de lo mejor de la comedia,
Y ¿qué es? el carácter del Chismoso
Que en los primeros versos ya se muestra,
Los mueve á todos, y tambien contrasta
Con todos ellos
: si el Chismoso hubiera
Necesidad de falsas alabanzas,
Se aprovechára de una muy agena
De verdad que le dan los Editores,
Mas tiene quantas quiere, y se contenta
Con las que se le deben de justicia,
Aunque quando las dan se las cercenan
De modo que se advierte claramente
Que las vienen á dar como por fuerza.

Sepan estos Señores que el Chismoso

[180] No contrasta con nadie en la comedia,
Contrastar es chocar abiertamente,
Resistir frente á frente y con firmeza
El ímpetu ó esfuerzo de un contrario,
Lo que se puede hacer de dos maneras,
Ú oponiendo razones á razones,
Ó viniendo á las manos, fuerza á fuerza.
En fin, es en latin, stare contra,
Lo pueden preguntar á quien entienda,
Y veran que en latin y en castellano
La significacion es una mesma:
Pero ¿qué hace el Chismoso? lo que todo
Chismoso suele hacer, tira la piedra,
Pero esconde la mano, lleva y trae,
Acalora los ánimos, y enreda
Unos con otros todos quantos trata,
Pero aunque los enciende no se quema,
Suelta la especie, mas encarga mucho
No le den por autor, porque él detesta
Andar en cuentos: dícenle que informe
Al Coronel, y como allí recela
Que hay.algun riesgo de salir al bayle,
Dice que no es su genio andar en esas
Chinchorrerías, que en substancia viene
A decir: - Yo abomino las contiendas,
No me quiero meter en laberintos,
Allá vmds. se rompan las cabezas,
Que yo no quiero contrastar con nadie
Quien contrasta en verdad, y de manera
Muy cómica, es Don Pedro con su esposa,
Y se hallan tambien otras escenas
En que hay otros contrastes, pero nunca
Se presenta el Chismoso en la palestra.
Así lo del contraste que lo apliquen
Á qualquier personage que se vea
En mas necesidad, que aquí no viene
Sino á mostrar la poca inteligencia
De los que alaban donde no hay motivo,
Y en el caso contrario vituperan.

“Pero fuera mejor que mi Chismoso

Obrara solo por virtud y en fuerza
De su mal genio, y no por los amores
De Ines, que lo fatigan y desvelan.”
[181] Concedamos que asi mejor seria,
Pero es bueno y muy bueno, aunque no sea.
Con todo, discurramos un poquito,
Y primero que entremos en materia,
Vaya una distincion clara y patente:
Puede un sugeto obrar de dos maneras.
La primera es obrar por su carácter,
Y siendo de este modo, nunca lleva
Objeto que dirige su conducta,
Parte como impelido de una fuerza
Interior que violenta sus acciones,
No duda, ni tampoco delibera:
Si es embustero, miente á todo trapo,
Mas sin órden, sin plan, ni conseqüencia.

La segunda es obrar con su carácter,

Y en este caso se propone idea
Final de sus acciones, un objeto
Al que todos sus tiros endereza,
Pero sus tiros son como es su genio:
Si es osado acomete y atropella
Con quanto se le pone por delante,
Si puede embarazarle, mas no intenta
Estrellarse con cosas que no traen
Dificultad al logro de su empresa.

De estos dos modos, ¿quál es preferible

Para hacer una fábula que tenga
Principio, medio y fin, y cuyas partes
Vayan con relacion y dependencia
Unas de otras, tal, que de el principio
Se siga al medio, y de éste se proceda
Al fin naturalmente? Me parece
Que hay poco que dudar en la respuesta.

Exemplum► Pinta Homero la cólera de Aquiles,

Pero el ingeniosísimo poeta,
Para poner al héroe en movimiento,
Hace que enamorado de Briseyda,
Al ver que Agamenon se la arrebata,
Suelte al instante á su furor la rienda,
Descubriendo allí mismo los efectos
De su carácter, y si Homero hiciera
Que sin este motivo tan plausible
Aquiles se apartara de la empresa,
Y abandonase á la venganza de Hector
[182] Los griegos, en verdad que no.nos diera
El retrato de un héroe, sí el de un loco,
Que por veleidad ó inconseqüencia
Procedia sin tino ni concierto. ◀Exemplum

Exemplum► Don Quixote es un loco, pero lleva

El motivo de todos sus desbarros
En un objeto, aunque ideal, que empeña
É incita su locura á cada instante:
Si se le preguntase, ¿por qué dexas
El ocio y el regalo de tu casa?
¿Por qué sufres el hambre y la miseria?
¿Por qué duermes al raso? ¿por qué aguantas
Pedradas y palizas? ¿qué fin llevas
En andar por las sierras en pelota?
¿Á qué tanta sandez, tanta demencia?
¿Qué dirá? me parece que lo oigo,
Todo es por agradar á Dulcinea. ◀Exemplum

Bastante he dicho, pero vaya un cuento,

No será largo: Exemplum► á cosa de una legua
De Murcia estan el Javalí y la Ñora;
Entre estos dos lugares solo media
Una rambla, ocasion para que haya
Rivalidad, como entre dos potencias
Fuertes y confinantes, y entre otros
Motivos de ruidos y quimeras,
Una Semana Santa se obstináron
Los de la Ñora en sostener que eran
Disciplinantes de mayor copete
Que los de Javalí, y estos se empeñan
En negarlo, los ánimos se irritan,
Se acaloran, y vienen á la prueba.
Todos, á la verdad, se vapuláron
Con un teson y ardor de que presenta
La historia del flagelo exemplos raros,
Pero salió entre todos la braveza
De uno de el Javalí, que manejaba
El duro zurriago con tal fuerza,
Que lacerado el cordoban tupido
De sus anchas espaldas, descubiertas
Las costillas, la sangre chorreaba
Que era una compasion: viólo una vieja,
Y entre mocos y lágrimas exclama,
Bendito sea el Señor, ¡qué penitencia
[183] Si la hace por Dios! y el zangandongo
La responde colérico, esto, abuela,
No se hace por Dios ni por el diablo,
Sinos [sic] á fin que los Canegres sepan
Que hay en el Javalí quien se las mulla. ◀Exemplum
La aplicacion es fácil; y por ella
Se dexa ver que el cuerdo, el loco, el necio,
Si han de tener alguna conseqüencia
Sin la qual en la fabula serian
Impertinentes, no obrarán en fuerza
De su genio, ó por solo su carácter,
Sino por algun fin que incite y mueva
A su consecucion, y mi Chismoso
Imita en la observancia de esta regla
Al del zurriago, al loco Don Quixote,
Y al cuerdo Aquiles, con que así desprecia
Esos reparos, ó mejor petillos
De quien tan poco sabe en la materia.

Ande el entierro, dicen los Censores,

“Por lo demas el fondo de la pieza
Un cuento es, el qual, por sí, no tiene
Interes, pero dióselo el poeta,
(Pocos poetas hay con intereses
Para dar, para si se los quisieran)
Disponiendo, adornando y ampliando
El argumento, aqui se manifiesta
Arte, porque Moliere hizo lo mismo
En muchas de las suyas.” No quisiera
Que estos Señores me tocasen nada.
¿Moliere hizo así muchas? Quizá piensan
Que no habremos leido al tal Moliere,
O nos hemos criado en las Batuecas.
Ni Moliere, ni muchos que lo admiran,
Han dado original una comedia
Comparable al Chismoso, ni han ligado
Un tan crecido número de escenas
Tan natural, tan llana y fácilmente,
Siendo las que se siguen conseqüencia
De las que acaban, y principio de otras
Que las deben seguir, de tal manera
Que empezando ex abruto nunca para
La accion, que ántes de empezar ya empieza,
Y sigue hasta su fin, sin que se llegue
[184] Á interrumpir jamas, ni aun se aprovecha
Del intervalo de uno al otro acto.
A fin de suponer hechos que puedan
Ligar la accion, como Moliere y todos
Los de su bando; si, quando se quiera
Representar en sola una tirada
El Chismoso, se puede, sin que tenga
Dificultad ninguna: para ello
Salgan Fermin y Antonio por la puerta
Del lado izquierdo juntos, y principien
La segunda jornada que comienzan
Ahora ya en la escena, y está hecho
Así toda la accion, que es la Comedia
En el preciso indispensable tiempo
De suceder, en él se representa,
Y esto no lo sabia hacer Moliere,
Ni tampoco ninguno de su tierra.
Solo lo han hecho en esas piececillas
De un acto, en que por ser una carrera
Corta, aunque fatigados, se sostienen
Como Dios les ayuda, pero en piezas
De su justo tamaño, no señores,
Que allí sueldan la accion ó la trampean,
Variando la escena á cada acto:
Dexen ya de rompernos las cabezas
Con el tal espantajo de Moliere;
En su tiempo fué bueno, no se niega,
Pero ya para hoy es poca cosa;
Y si las insufribles indecencias
Que hacen el fondo entero de sus sales
Se descartan, verán que no nos queda
Moliere para un sorbo; aun quando fuesen
El Tartuf y el Avaro dos comedias
Irreprehensibles (que les falta, y mucho,
Para esa perfeccion) ¿qué peso hicieran
En la balanza, contra tantas malas,
Despreciables, ridículas, perversas? ◀Level 4 ◀Letter/Letter to the editor ◀Level 3

(Se concluirá.) ◀Level 2

CON REAL PRIVILEGIO.

MADRID

EN LA IMPRENTA DE LA ADMINISTRACION DEL REAL ARBITRIO DE BENEFICENCIA. ◀Level 1