Citation: Anónimo (Ed.): "Número IV", in: El Apologista Universal, Vol.1\04 (1786), pp. 53-72, edited in: Ertler, Klaus-Dieter / Hobisch, Elisabeth (Ed.): The "Spectators" in the international context. Digital Edition, Graz 2011- . hdl.handle.net/11471/513.20.759 [last accessed: ].


Level 1►

Número IV

Citation/Motto► Quid tibi nonnullas arteis, studiumque minorum
Indignum referam? Sunt qui ut se plurima nosse
Ostentent, pateatque suarum opulentia rerum,
Quicquid opum congesserunt, sine more, sine arte
Irrisi effundunt...

Hieronym. Vida. Poetic. lib. 2. v. 191.

¿Mas para que me canso yo en contarte
La indigna comezon de Escritorcillos,
Que sin término, estilo, modo, ni arte,
Hinchen sus miserables Libretillos
De la broza grosera,
Que hallan a cada paso, qual si fuera
Un precioso tesoro
De ricas perlas, de brillante oro;
Sino es mas que manía
De querer ostentar sabiduría? ◀Citation/Motto

Level 2► Si se celebra con las mayores demostraciones de contento la victoria conseguida por un exército poderoso contra otro de [54] iguales ó superiores fuerzas; ¿qué elogios no merecería aquel único soldado á cuyo brazo se debiese enteramente la victoria? ¿Y qué diriamos si este mismo sin disparar una bala triunfase de todo el poder contrario? La admiracion, el pasmo y el asombro ocuparían entonces el lugar de las palabras: todas las coronas civicas, ovales y castrenses serian corto prémio de un mérito tan sobresaliente y distinguido; mayormente si estando empleado en otras faenas que no le dexasen tiempo alguno para el manejo de las armas se presentase en el campo enemigo y clavase la artillería, echase á pique las naves, y embotase el filo de las espadas enemigas. ¡Oh! en este caso todas las campanas se tocarian por sí mismas á milagro: todos correrian apresurados á ver á este hombre maravilloso, y se sacarian quizá los ojos despues de haberle visto y admirado.

Metatextuality► Pues este es puntualmente el caso en que por especial favor del Cielo se halla en el dia nuestra España. Quando cansada de sufrir los insultos de las Naciones vecinas conspiradas contra su gloria; quando todas ellas, por envidia, ó por interés la habian declarado la mas terrible guerra, y tenian asolado al parecer su poderoso Exército Literario entónces la depara el Cielo no un Héroe, no un Gigante que con espada en mano vaya sembrando por todas partes los horrores de la calami-[55]dad y de la muerte; sino un débil soldado, un pobre y macerado Capuchino, que sin otro auxîlio que su pluma, y solo para el bien de la República, la ofrece una obra que asola, destruye, derriba todas las fuerzas y baterias enemigas; una obra que nos enseña a hablar, negociar, comer, dormir, tratar, vestir, trabajar y descansar, habilidades que sin duda harán temible nuestro nombre en todo el Universo; una obra que no siendo traduccion de un Autor solo, sino de muchos Escritores, la compuso no obstante que sus obligaciones no le dexaban tiempo alguno para ocuparse en escribir. Feliz, pues, una y mil veces nuestra Corte en donde se concibió un feto tan maravilloso; y mas feliz aun la de Navarra que mereció darle á luz para eterno monumento de sus glorias tipográficas. Pero infeliz España sino apreciando como debes el riquisimo tesoro que te se presenta, te le dexas arrebatar de entre las manos por los codiciosos extrangeros que le buscan, le apetecen, y no descansarán hasta obtenerle, para enriquecerse así, y privarte de toda tu defensa contra ellos. ¡O quién pudiera hacer intransitables los Pirineos, ó imponer una contribucion de cien millones al que tuviese el atrevimiento de llevar a las Regiones transpirenaicas siquiera un exemplar de una obra tan inestimable! Si yo supiera que algun Frances habia de leer mis Apo-[56]logias, me guardaría muy bien de nombrar una obra que deberá excitar toda su envidia; y acaso suscitar entre las dos Naciones una guerra mas cruel que las que se hacen las del Asia por la posesion del Elefante blanco; pero estoy seguro de que las miran con horror porque les hacen ver nuestra superioridad en todas líneas de ilustracion, y esto mismo me da aliento para nombrarla y elogiarla, lo que ciertamente no haria, si por este canal pudiese llegar á noticia de la Francia. Esta obra, pues, es la que tiene por título: (abrid un palmo de boca para oirlo.) ◀Metatextuality

Level 3► Satire► Conversaciones instructivas en las quales se tratan varios y muy diversos asuntos, que pueden servir de recreo y de instruccion á quantos las leyeren: escritas por el P. Fr. Francisco de los Arcos, Religioso Capuchino. 4.º Pamplona, por Castilla 1786:

Ved ahora Patricios Españoles, y vosotros Redondos Clientes mios, ¡quántos bienes no debemos prometernos con sola esta obra, y quánta será nuestra necedad si en lo sucesivo tenemos la extravagante manía de buscar libros extrangeros, quando en este hallaremos mucho mas que en todas las Bibliotecas de la Europa! Si es cierto que los libros solo son apetecibles por la instruccion ó por el recreo, que nos facilitan, ¿qué podeis desear para estos fines que no lo halleis con profusion en esta [57] obra mas maravillosa que las maravillas que refiere, mas prodigiosa que los prodigios que contiene, y mas universal que los cinco predicables? ¿Qué os puede faltar para vuestro entero lucimiento en las Tertulias; que no lo encontreis aquí por raro y extraordinario que sea vuestro gusto? ¡Ah! Yo sé muy bien que si os aprovechais de ella, hareis ver al mundo entero, que en estos tiempos se experimentan cosas inauditas y nunca semejantes. Por lo ménos yo puedo aseguraros que despues de haber meditado muy despacio, y extendido todas mis ideas por el vastisimo campo de quantos asuntos pueden interesar á toda suerte de personas no hallo alguno que no tenga en este libro una luz y una novedad encantadora.

Entrais por exemplo en una conversacion en que se comienza a ponderar el excesivo calor que hace en Estío: esto ya se vé que dá muy poca materia al discurso, á no ser que por un rasgo de vuestra erudicion digais que vuestro thermometro de Reaumur ha señalado el grado 38 de calor, ó el 145 segun Fahrenheit, que desde luego abulta mucho mas, encajando de paso la descripcion, utilidad y descubrimiento de este mueble que podeis atribuir á algun Sabio Español del siglo VI, manifestando el modo con que llegó á noticia de los extrangeros &c.; pero como esto lo sabe qualquiera, para dar algun realce [58] á la materia direis que se conoce que nos quexamos de vicio; porque si ahora nos parece insufrible el calor siendo así que no tenemos mas que un sol sobre nosotros, ¿qué sería en el año en que nació Jesu-Christo que se vieron en España tres soles? Y si esto es mucho para los que vivimos en una zona templada, ¿que no seria si nos viesemos en el Perú donde tambien hubo tres soles, y junto con ellos una horrible cometa, al qual se siguieron grandes guerras? ¿Qué calor no haria en Dania quando á un mismo tiempo se vieron cinco soles? Y si luego quereis dar la descripcion de estos fenomenos, os hareis admirar como Oraculos suponiendo Level 4► que la materia de la nieve, la agua y demas habitadores que se crian y forman en la region del ayre son los atomos, cuerpecillos, y suco que en virtud del calor del sol arroja la tierra:::: estos entes son sulfúreos, salinos, nitrosos y bituminosos, y de otras qualidades á que la Filosofía no ha llegado á comprehender:::: Despues llegando los meses con calores excesivos refinan estos atomos ó sales, y por la vecina esfera del fuego, los enciende, y ya encendidos aparecen en un globo ó promontorio. ◀Level 4

De aquí es natural que pase la conversacion á las Level 4► lluvias de lana, sangre, hierro, ranas, leche, cal, telas de araña, trigo, y granizos tan grandes, que uno [59] solo tenga de largo 16 pies, 6 de ancho, y 2 de grueso; otros que parezcan un hombre sentado en una silla; y otros de 80 libras: ◀Level 4 y en confirmacion direis que tambien ha caido alguna vez granizo encendido, pues de todo hallareis tan ciertas como exquisitas noticias en este libro admirable. Mas si alguno poco crédulo os pregunta ¿cómo pueden sustentarse en el ayre materias tan pesadas? direis que esto sucede Level 4► por una virtud que vence lo elemental; que tambien se sustenta allá arriba materia tan gruesa y pesada que basta para formarse proxîmamente hierro: ◀Level 4 y esto será suficiente para que se os dé mas crédito que á todas esas Academias extrangeras que no han sabido palabra de cosas tan singulares, aunque hayan empleado toda suerte de cálculos é instrumentos para decirnos quando es dia, y quando es noche, pues todavia no han podido adivinar, qué dia se entiende quando se vé el sol, y noche quando no hay sol. Pero ¿á que nos andamos por los Cielos, si el Level 4► hombre que es mundo pequeño á su imitacion cria y arroja de su cuerpo cometas, relampagos, centellas, fuegos fatuos, como los de San Telmo, volcanes, fuegos abrasadores echados por la boca, y aun por el utero, quemando los brazos de la Comadre y la criatura que nacia al mismo tiempo? ¡O quan cierto es que aunque son raros los oracu-[60]los de cordura, viven ociosos porque nadie los consulta! ◀Level 4

Llama nuestro Capuchino al hombre sin noticias, mundo á obscuras, y no se puede dudar que son muy apreciables las de la Historia sino traxeran consigo la molestia de revolver infinitos libros para poseerlas; pero aun así no llegariamos á descubrir muchisimas que son originales en este Autor, y tan honoríficas á la humanidad como á la Nacion. Y á la verdad ¿donde hallariamos en Castellano la succesion de los Romanos Pontífices con los años, dias y horas que gobernó la Iglesia cada uno? ¿Qué Autor extrangero nos daria la singularisima noticia de que 54 Judios, de los 70 de la version de la Biblia eran Doctores Españoles de la Sinagoga de Toledo? Y ¿quién dudará que son discipulos de nuestros Doctores los que lo son de la Iglesia, y se valieron de aquella traduccion? ¿Qué Francés se atreverá ya á disputarnos la certeza de haber venido á España el Apostol Santiago, diciendonos nuestro Autor que Level 4► vino en compañía de sus padres Aristobulo y Juana Salomé, con quienes se embarcó en la Coruña ó en Betanzos para ir á Inglaterra y á Flandes, y que dexó á su padre hecho Obispo de Dublin? ¿En qué libro pudieramos hallar noticia de la muerte alevosa que dió Eurico á nuestro Rey Godo Teodosio? ¿Quién [61] nos diria que el Emperador de Oriente Zenon fué enterrado vivo de órden de su muger, y que murió desesperado comiendose las manos y la ropa del vestido? Solo un libro tan universal como peregrino nos podia decir que nuestro Rey de Leon Don Fruela II fué fratricidio (bien que unos 155 años ántes de reynar) y que la famosa Brunechilde quitó la vida á diez Reyes de Francia. ◀Level 4 Confieso ingenuamente que al ver las Apologías del buen Witiza, que nos han insertado nuestros Memoriales literarios, estaba tentado á no creer las fechorias que le atribuyen las Historias; pero sabiendo ahora que mandó abrasar un Convento de Monjas en Alcalá y quemarlas vivas por defensoras de la castidad y pureza, suspendo el juicio á vista de esta monstruosidad inaudita desde la persecucion de Diocleciano; y solo siento que este célebre Capuchino no nos dixese de qué órden era aquel Convento, y los demas que abrasó el expresado Emperador para hacer un suplemento exquisito con estas Santas á los Martirologios Español y Romano que las omitieron por descuido ó ignorancia; y echar por tierra todas las Historias Eclesiásticas y Monasticas del Reyno que nos ponen las Monjas cinco siglos por lo ménos posteriores á Witiza.

Tambien es muy freqüente tropezar con cierta casta de Estadistas y Políticos que [62] se suponen instruidos en las causas de la decadencia, ó prosperidad de los Estados; los que os dirán cosas prodigiosas acerca de nuestra España comparada con las demas Naciones. Todos convendrán en que se halla bastante despoblada desde cierto tiempo á esta parte; pero si quereis saber la causa os dirán los unos que ha sido la expulsion de los Judios y Moriscos; otros que las emigraciones á la America; muchos que las guerras continuas que debió sostener por largos años; otros que la falta de industria, ó la no propiedad de las tierras en los Colonos, de suerte que no habrá medio para conciliarlos, á no ser que los hagais tunar por todo el mundo para saber con certeza las ventajas que nos hacen las demas Potencias, si es que nos hacen alguna. Pero todo este nudo Gordiano le corta de un golpe nuestro Alexandro Capuchino, diciendo que Level 4► la notable diferencia de la poblacion de Europa á la de Asia puede atribuirse á diferentes razones; pero la mas fuerte es la del celibato, porque segun el dictámen de los que han exâminado las cosas con mas cuidado, se halla que de seis mugeres de Europa una sola dá á luz cada año una criatura, en lugar que en Asia de cada seis paren quatro todos los años, particularmente en la China. ◀Level 4 Humillad, pues, vuestra cerviz Políticos seculares que nos habeis engañado hasta ahora con esos endiablados y confu-[63]sos terminillos de Monogamia y Poligamia, pretendiendo hacernos creer que no eran Celibatos los casados Europeos. Ved ahora la razon por qué de seis mugeres de Europa con otros tantos maridos no se puede esperar tanto fruto como de las mismas en Asia sujetas á un hombre solo. ¿Y no se levantarán estatuas colosales en medio de esas plazas á este nuevo Cortés del mundo político?

Mas si son admirables estos descubrimientos en lo político, no son inferiores ciertamente los que le debemos en lo natural. Lo confieso ingenuamente á pesar del rubor de que me ha llenado mi ignorancia en este punto. Level 4► General account► Fui el Jueves último á ver el Real Gabinete de Historia Natural, el mas precioso y exquisito, que, segun dicen, se conoce hoy en la Europa. No dexó de admirarme el bello gusto y la suntuosidad del edificio; bien que no me pareció cosa tan magnífica, que pudiesen consumirse en su construccion solo en ajos y cebollas 2.647.551. pesos, pues en tal caso, se igualaria con las Piramides de Egipto. Entré en una sala que por su aseo y variedad de chucherias me pareció una tienda de Alemanes. Pasé á otra donde habia varios monstruos de toda especie, y otras extrañas producciones; y queriendo yo meter mi cucharada y hacer de Naturalista pregunté á un Caballero, de los que allí estaban, que sin duda era el Sr. Dise-[64]cador, ¿habrá aquí algun pajarillo que haya estado cantando 300 años? ¿Habrá alguna Sirena macho ó hembra; ó alguna muger marina que hubiese sabido hilar y comer el pan con manjares? Habrá algun cuerno [sic] de muger de muchas pulgadas de largo, como el que se conserva en Edimburgo; ó algun pez con cabeza humana y una corona de carne con sus lanzas, estandarte, espadas y fusiles, del mismo modo que me le descifra este primoroso libro? “Nada de eso tenemos, respondió muy serio el Caballero: ¿Es bueno que no hemos podido adquirir ningun hijo varon de los que nacen en Madrid, y habia de haber esas monstruosidades fabulosas?” Pero yo erre que erre agarrado con mi libro, seguí preguntando: ¿Es posible que entre tantas curiosidades no han de tener Vms. algunas sabandijas de las que se han engendrado dentro del cuerpo humano v. g. vívoras, culebras, salamandras, lagartos, ratones, ranas, erizos, leones, gatos, marranos ú otros animales, como los que el R. P. de los Arcos certifica haber parido antaño las mugeres? Vaya enséñeme Vm. algunas culebritas de las que se engendran de los cabellos puestos en agua; ó por lo ménos digame donde se halla el esqueleto de aquel niño que en el año de 1759 parió en Holanda Mr. Sleok fabricante de Cerveza, ó el del niño muerto que sacaron del cadaver del solda-[65]do de Nickispur. “Nada de eso tenemos, volvió á repetir muy enfadado; si quiere entretenerse exâmine esas piedrecitas, corales, y conchas que se han cogido en la Bahia que en el dia 27 de Setiembre descubrieron en esta Corte los Editores del Diario Erudito, y si no está contento por la puerta se vá á la calle: pero le advierto, que si vuelve á repetir semejantes necedades á él y á su libro le hemos de petrificar en menos de media hora para colocarlos al lado del Elefante.” ¡Mosca con el Señor Disecador, y qué traslado queria dar del pobre Apologista universal! Consideren mis Clientes ¡qual quedaria yo con semejante rociada! Al punto tomé la escalera maldiciendo mi fortuna y la curiosidad que me habia ocasionado aquel sonrojo. ¿Y esto es, me decia yo á mí mismo, lo que vienen á ver los curiosos Nacionales y Extrangeros? ¿Es este Gabinete el celebrado como único en la Europa, y que solo puede tenerle un Monarca de ámbos mundos? He aquí tengo yo, dixe hablando con mi libro prodigioso, un Gabinete portatil mucho mas extraordinario, que solo me ha costado 12 rs. y que no lo tendrá igual ningun Príncipe ni curioso.

No bien habia salido á la calle quando tropezé con una Señorita Paisana mia, que me consultó muy afligida sobre el medio de mitigar el grave dolor que la causaba la violenta y continua picazon de un [66] Espino que le habia nacido en el vientre, como al Pastor que nos cita nuestro Autor. ¡Terrible caso por vida mia si no tuvieramos este libro que es la verdadera piedra filosofal de la Medicina! Al instante la propuse compadecido de su situacion, que echase la culpa á los duendes, que como animales corporeos, vivientes y sensitivos, aunque invisibles, solian hacer aquellas travesuras; pero la Niña que no era de muy buenas tragaderas, replicó que jamas habia creido en duendes ni fantasmas, porque su Confesor la tenia bien desengañada en este punto. Calle Vm., la dixe que ese hombre será algun ignorante tabacoso, que no haya leido sino quatro libros Franceses; vaya Vm. á confesarse con el Padre de los Arcos, Capuchino, que sin admirarse de que ese cargo sea de bulto1 la echará la absolucion, y la contará á Vm. estas y otras muchas habilidades de los duendes como animalitos que se engendran de la corrupcion de los vapores gruesos que hay en semejantes desvanes, sotanos y lobregueces aunque no por falta de comercio. Tendrá Vm. tambien cuenta con el septi-[67]mo mes, que es sin duda misterioso y pronostico dichoso de nuestra vida temporal, como los siete demonios ó pecados capitales; y aunque es regular que el mes enneatico sea para Vm. el climaterico y padezca gran mutacion en la naturaleza, dirá Vm. que ha llegado su dia crítico radical que es aquel en que la naturaleza se mueve con todas sus fuerzas á expeler del cuerpo el humor pecante, arrojandole por la via que mejor puede, y habiéndole expelido cesa la contienda. Y sino diga Vm. con Madama de Chatelet, citada por el mismo Padre, que ese fuego es un ser de una naturaleza media, ó especie de duende indiferente que no es espíritu ni espacio. En efecto ofreció la Señorita valerse de los expresados arbitrios, y se despidió muy contenta. ◀General account ◀Level 4

Vease ahora si todos los extrangeros juntos hubieran sido capaces de conservar ileso el honor de esta muger quando no creen la utilidad que traen consigo estos recursos en lances apretados; pero sepan todos ellos, que, como dice nuestro Padre de los Arcos donde hay yeguas nacen potros. Esto es por lo que mira á la Medicina, pero en las demas ciencias ¿acaso es ménos admirable? Aquellas sentencias que pone para nuestro bien espiritual aseguro que me han hecho abrir los ojos, y desengañarme de algunas opiniones algo laxâs que habia bebido en ciertos libros misticos Fran-[68]ceses; y á la verdad ¿quién no renunciará de corazon todos los honores de la tierra si medita de espacio esta sentencia: Para asegurarse algo tirar á mucho? ¿Quién se detendrá en los temores de las Virtudes Cardinales sabiendo que: La honra es la mayor virtud en lo humano; y que: Quien ofrece su vida por la honra, fama y estimación merece? ¿Qué Católico dexará de ser un Santo sabiendo que: La Fé es el único remedio de los vicios? ¿Quién mirará con horror á los sobervios sabiendo que: En muchos es sobervia recompensar los beneficios por no quedar á deber; pero siempre es loable? Estas sentencias son lo mas sublíme de la Teología Mistica; y á fé mia que no han dicho otro tanto los Granadas ni los Kempis. Pero esto no es de admirar en un Religioso por ser el fruto de sus continuas y piadosas meditaciones; porque ¿qué afectos no sentiria en su corazon al contemplar aquellas Preces á la Pasion de nuestro Redentor

Level 4► Jesu in facie conspectus.

Jesu consumata omnia de se scripta

testibus? ◀Level 4

Pues aquel encendidisimo zelo por la mayor honra de su Serafico Patriarca, es fruto ciertamente de una devocion muy tierna, y de una Teologia ilustradisima. ¡Qué honor para San Francisco el ser Alferez [69] Caballero del Habito de Christo Eques Crucifixi, Vexillifer Jesu-Christi! ¡Qué elogio tan distinguido y tan universal como enigmático el decir al mismo Santo: Pleni sunt Cæli & terra mirabilibus gremæ! ¡Ah quan de temer es que la Sagrada Congregacion de Ritos haga todos sus esfuerzos con nuestro Católico Monarca para llevarse á Roma á nuestro inmortal P. de los Arcos para la correccion y composicion de los Oficios de los venerables Tomas de Cori, y Gaspar Bono que se beatificaron en las dos primeras Dominicas de Setiembre próxîmo pasado! ¡O si renaciesen aquellos felices tiempos en que en nuestra España iban las mugeres á suplir por sus maridos á los Oficios del Coro! ¡Qué delicia no sería oirlas entonar con sus encantadoras voces el Te Franciscum laudamus por alguna victoria contra infieles!

En fin si no temiera cansaros, con gusto os contaria, amados Clientes mios, otros mil primores no solo teológicos y morales sino tambien históricos y políticos que se hallan en este libro. Ahora solo os advierto que si el descubrimiento de un nuevo mundo dió derecho á nuestros Monarcas para tildar el Non de las Columnas Herculeas, el de esta obra ultramundana le dá tambien á nuestros Literatos para que á sus expensas hagan erigir Arcos triunfales donde se pueda estampar el non plus ultra [70] literario de esta obra para terror y asombro de todas las Naciones. ◀Satire ◀Level 3

Metatextuality► Nota. Tenemos en España cierta casta de tercos que nada creen de lo que no les sucede, ó les pasa por sus ojos: no soy yo así en punto de duendes, segun he mostrado en defensa de mi venerado Cliente el R. P. de los Arcos; pero aun quando yo hubiese dudado de la exîstencia de estos animaluchos, por el lance que me acaba de pasar creería desde hoy á macha martillo que hay Duendes, Trasgos, Folleros, Farfareli o Fantasmas, que los ha habido, y que los habrá si Dios quiere. ◀Metatextuality

Level 3► General account► Es el caso que habiendo salido dias pasados (dexando bien cerrado mi estudio) á comprar una Mona ó Mono, que se vendía en la calle de Jacometrezo, para la diversion de mis criados, que con sus travesuras me impiden escribir las Apologias, hallé á la vuelta sobre la mesa una carta de cierto duende que parece me ha tomado aficion porque soy su Apologista. Dice así: ◀General account

Letter/Letter to the editor► Muy Señor mio: acabo de oir en cierto desvan un papel contra Vm. muy disparatado, y muy insolente no solo para un... (aquí nombra mi estado) sino que lo seria también para un...; motivo porque dexo á Vm. esta carta, pues tal vez lo que en ella digo podrá convenirle. El papel se pretende imprimir, y es de los Autores de la obra... (aquí la nombra, yo [71] la callo) Vm. es regular que ignore que tan maldita produccion es de dos Ingenios; pues sepa Vm. que si Señor; (nada se les escapa a los duendes) y por si no sabe quienes son, quiero yo darselos á conocer, porque la desverguenza con que le tratan merece que se les saque á la plaza del mundo, y aun que se les levante el camison. ¡Buen pago me van dando mis Clientes! Esto es criar cuerbos para que me saquen los ojos. Los tales Autores de medida menor son el primero Don... (aquí encaja su nombre, su patria, su estado, su edad, su talento, ocupacion, y un sin fin de lindezas) el segundo es uno de los muchos... (describe su conducta y modo de vivir, dice su nombre, su instruccion, y aun ciertos defectillos personales que acaso él no tendrá la culpa de tenerlos, pues cada uno es como Dios le ha hecho). Con los dos vestiglos dichos tiene Vm. que combatir; (aquí te quiero escopeta) ellos motexan á Vm. de que tiene grandes narices, con otras bajezas y dicharachos de pobres hombres; pero mejor, porque con grandes narices podrá Vm. olfatear mas facilmente chotuno de semejante ganado. Si Vm. se sacude bien para lo qual le doy estos cortos materiales, seremos amigos y nos conoceremos, pero si se dexa tratar tan mal de semejantes malandrines nunca será de Vm. su afecto servidor que su mano besa.= El Duende.

[72] P.D. Para mas prueba de que son dos los enemigos repare Vm. si acaso sale á luz el tal papel, que uno hace de respondedor y otro de Autor de una carta que ingiere en la respuesta. Vale. ◀Letter/Letter to the editor ◀Level 3

Metatextuality► Vean Vms. qué duendecito este tan chusco: yo le agradezco las noticias particulares que me dá de las personalidades de los expresados sugetos, pero Dios me libre, nunca he peleado yo con armas tan viles, y gracias al Todo-poderoso que hasta ahora me ha conservado el talento de prescindir las obras de los sugetos en mis Apologias, pues no necesito saber quienes son los Autores de ellas, para las quales hacen muy poco al caso, sus nombres apellidos, empleos, dictados, apodos &c. porque los defectos ó perfecciones del entendimiento no se miden por los de la cara ó de los pies; pero soy tan bueno, gracias al Altísimo que defenderé el tal papel contra sus murmuradores hasta mas no poder, segun es de mi obligacion, y como he hecho hasta aquí con todos. ◀Metatextuality ◀Level 2 ◀Level 1

1En la pag. 69 de este admirable libro se hallan los descargos que dió un Prelado en vista del Provincial, al siguiente cargo que le hicieron unos Religiosos: El Prelado se pedió mucho y en público.