El Duende Crítico: Jueves 2. de Febrero de 1736

Permalink: https://gams.uni-graz.at/o:mws-112-828

Nivel 1

Jueves 2. de Febrero de 1736.

Nivel 2

Segunda parte de èste Consejo.

Relato general

Despues que estubieron iá
todos juntos, en la sala
donde tiene su Excelencia
Bufete, silléta, i cama;
se repitió la oracion
de la semana pasada:
i el Obispo comisàrio,
Gobernador, i Tetrárca
discurrío como un gilguero,
hablando mas que una Urraca.
Devidiose en pareceres
la gran Junta Patiñana;
los unos querían guerra;
otros por la paz clamaban;
pero ni en Güerra, ni en Paz,
adelantaron palábra.
Reyes, sin mirar à Ustaríz,
pro puso se levantáran
ocho nuebos Regimientos
de Dragones, para Itália;
Mesurose Matéo Pablo,
riendose Mesa, i Cuádra;
Ibañez mui Jesuita
con culta Latini-parla,
pro puso cosas mui buenas,
segun díjo Maturána;
que des pues de un glória pàtri,
con mèdia cabeza gacha,
hizo las señas de Amen,
en dos òtras cabezadas.
Los otros hablaban todos
lo mismo, que si no hablaran:
pro ponían dis parátes ,
i los que los aprobaban
al mismo tiémpo decían
que eran de opinion contrária.
Prebalecio la opinion
del que los hizo de nada:
Èra èsta una ciencia media
ni bien gorda, ni bien magra;
un diptongo Guerri-Paz,
boda de Mercurio, i Palas.
Aprobose en profecía
aún antes de declaráda.
I frai Gaspar se ofreció
á poner su pinceláda,
en que el Padre Maestro Sosa
con instrucciones de Casa
incógnita, i destrazado
en trage de Obispo váia
á los tratados seguros
de las Cortes Alemánas.
Mui bien: dijo San Vicente;
i es la eleccion acertáda
que no lo hade hacer tan mal,
por mucho mal que lo haga,
como Eguiluz, Geraldíno,
San Gil, Treviño, i Fuenclara,
(tal digéste) la Condesa,
que estába tras de la cama,
oiéndo cuanto decían,
salió tan alborotada,
que le embistiera à Períco,
Si Portugues no la atája.
Ella grita por un lado,
el otro, por otro cláma,
i por ponerlos en paz
se rebolbió la manada;
i èntre tanta confusion,
vocería, i algazára,
entro Escóti, que traía
un recado, de Madáma
para el Señor don Josef; i pretendia una gracia
con empeño, para un
Aijado, de cierta Ahijada.
Hicieronle luego corte,
el Soldado, i los Garnachas.
Con èsto, i como tenían
iá todos, de marchár gana,
se fueron á concluir
sus tareas, cotidianas.
Mello, Mesa, i Goieneche,
fueron, à parte, con Cuadra,
sobre un caso de conciencia
de matéria reserbada.
Ustaríz se fuè á jugar
el moíno con Juaznabar.
Reyes, à dar cuento al cojo
de todo lo que pasába.
A acabar sus oraciones
fue el bueno de Maturana;
i Escoti, con un Golilla
à la comèdia italiána.
El otro, i el Militár
quedaron en la ante-sala.
Don frai Gaspar volbió haciendo
Rodrigon de la Fon-clara.
San Vicente, que enojado
estaba, de mala gana
fué à visitár los Sagrarios
de las Damas cortesanas.
Casteluza, con Arízcun:
Ibanez , à ver á Faarzca.
Valenciano, i Portugues
se fueron à las posadas
de las Camaristas, contra
la Pragmática de marras.
Acabose de èsta suerte
el gran cosejo de España
i Patiño se quedó
mirando las musarañas.