El Argonauta Español: Señor Público

Permalink: https://gams.uni-graz.at/o:mws-108-705

Livello 1


Señor publico

Livello 2

Muy señor mio:
Un bachiller que tiene un tanto de gato, sin ser de Madrid, sale á usa expedicion mas famosa que la de los Argonautas, de quienes dá por supuesto que tiene Vmd. largas noticias. Por eso sin pararse, ni tropezar en atomos, aunque sean mayores que el Monte Atlas, se ha tomado el nombre de Argonauta Español. No ignora Vmd. que el famoso Cavallero de la triste figura, eligió el de D. Quixote á imitacion de los grandes cavalleros, cuyas huellas se resolvió á seguir : pues lo mismo mismisimo le acontece al Bachiller: se ha propuesto imitar á aquellos memorables Griegos, bien que en solicitud de otro vellocino de oro, tres veces mas interesante, y por tanto no le parece indigno de la aprobacion de Vmd. Pensaba dar un Prospecto, mas no lo permite la larga extension que exigiria; pues el viage es á todo y por todo el mundo, por mar y por tierra, desde el centro á la superficie, y por todas las regiones aun las mas lejanas de nosotros; como son los Cielos, y cuerpos celestes: la mayor gracia está que se debe efectuar sin navio, ni globo aerostatico. Ya Vmd. ve que sería obra, y que no podia menos que resultar mas dilatado que el mayor prospecto Frances, y mucho mas quando deve percurrir por todas las naciones, leyes, usos, costumbres y demas circunstancias, sin perdonarse ciencia, arte, ni objeto alguno que pueda topar con nuestros sentidos, tanto internos como externos. Por ultimo, se paseará por via de recreo por los Reynos Animal, Vegetal y Mineral, sin dexar de tropezar con algunos acasos que deve el tiempo ofrecer. ¿Como pues sería dable escribir un prospecto a la inglesa con tanto cumulo de derrotas y rumbos diferentes? Ya miro a Vmd. impaciente para decirle que ofrece mucho y que tal vez será corta su potencia para tanto: es muy cierto, pero cuenta con la ayuda de Dios y de vecinos. Con la primera, porque el fin es bueno, util, y honesto; y con la segunda porque son unos amigos los fiadores que aunque difuntos jamas le pueden faltar. Vea Vmd. si con estos auxîlios podrá desempeñar la promesa. Vaya que apostaria que Vmd. se deshace para ser testigo de los resultados de tan agigantada expedicion. Pues no lo dude, y sino ello dirá. Advierto á Vmd. que si en los demas viages es costumbre llevar diario, en este solo será un dia en cada semana. Como ha de seguir rumbos muy diferentes se compartirá el papel como para materias diversas, segun y conforme el viento que reinase. La razon que le favorece para seguir dichos distintos rumbos se funda en aquel proverbio de Macrobio: lo dice en latin para que acredite la obra; fit concentus ex disonis. No lo vierte al castellano por no enseñar á Vmd. a malas mañas, y para ahorrar renglones, y tenga entendido que jamas pondrá texto por mas latino, griego y arabigo que sea, sino en castellano liso y llano. Tampoco se detendrá en poner citas al pie por dos justisimas razones: La primera porque quiere hacerse el honor de hombre de verdad, y porque cree que con decirlo él basta; y lo segundo por emplear el papel en obgetos de más utilidad. Por cierto que el mismisimo Cervantes gran maestre del buen gusto no necesitó de alguna y aunque el Br. no se considera digno de llamarse su discipulo, gusta de imitarlo en esto y mas en lo que sus fuerzas alcancen. Tampoco se andará con mucha margen con el pretexto de hermosear la impresion, porque su unico blanco es el beneficio de Vmd.; por mas que el amor propio le reconvenga de que luego se puede encuadernar en Volumenes segun el uso y costumbre de los demas Periodicos, creido de que los Impresores tendrán buen cuidado de reimprimirlo con todas las sales necesarias, si adquiriese crédito. Como considera que los gustos están algo estragados, se servirá del estilo ridiculo, con cuya mira encajará en el principio de cada papel aquel proverbio ridiculum acri dulcius. En efecto, está persuadido de que las verdades á secas y sin llover no se reciben con tanto agrado como cuando llevan un poco de sal y pimienta. No piense Vmd. que por eso se obliga a tratar todos los puntos de una misma manera, y asi si la materia exige seriedad, serio será el discurso. Señor Publico, estas prevenciones se dirigen a evitar dicterios de parte de los criticos indigestos: si por desgracia de la miseria humana se deslisare el Br. en algun defecto, mas que no sea garrafal, estimará se lo advierta para emendarlo. En lo restante vive con la total confianza de que logrará en el presente la misma aceptacion que le ha merecido en todos los demas partos que ha dado á luz. Se confiesa siempre obligado y, por tanto, ruega al Omnipotente le guarde muchos años.
El Bachiller Argonauta

Como postdata escrita ó de la manera que Vmd. gustare previene, porque ahora se acuerda, y porque no es costumbre de los Periodicos ceñirse en los penosos limites del buen orden, que sin embargo de no haber nacido en la noche de S. Juan ó de Navidad, de no tener la rosa de Sta. Quiteria, ni ser mellizo, y por decirlo de una vez no sea astrologo ni zaori, adivinará lo que vuestra merced á solas murmure, y refunfuñe al leer algun punto que le sepa á almendras amargas, y por tanto le encarga que cuando le parece que habla con otro no es sino con Vmd.